YoPublico.cl
Por Yopublico.cl , 21 de noviembre de 2022

Sillas para niños: diferentes tipos y utilidades para el proceso de crianza

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de 16 días
Compartir

Las sillas nido, por ejemplo, son de mucha ayuda, las hay de diferentes tamaños según el peso del bebé y pueden ser usadas de diferentes formas, aunque la más conocida es dentro del automóvil.

También conocidas como “huevitos” las sillas nido para bebé varían según el tamaño y el peso del niño o niña y además pueden adaptarse a las diferentes situaciones. 

Principalmente, la silla nido se coloca en el coche para trasladar a tu bebé con seguridad, pero también es posible utilizar la silla nido bebé para tenerlo cerca mientras él duerme y tú haces tus cosas.

Otro gran complemento es la silla de comer bebé. Cuando comienza a ingerir los primeros alimentos sólidos, él ya está preparado para sentarse y experimentar a través de todos sus sentidos. Por eso es fundamental contar con una silla de comer que presente una estructura fuerte y resistente a los movimientos de tu bebé.

Aquí sucede lo mismo, existen sillas de comer para bebés de diferentes tipos. Algunas con la estructura general ya incorporada y otras sillas de comer portátiles que se adaptan a diferentes asientos o soportes. 

Cualquiera sea su forma, todas esas sillas de comer presentan una bandeja que le brinda al bebé la posibilidad de experimentar con los alimentos, su vaso de agua, etc. 

En el mercado puedes encontrar sillas nido para el auto, silla nido mecedora y sillas para comer. Todas ellas diseñadas para acompañar el crecimiento de tu bebé y ayudarte a ti en llevar adelante un proceso de crianza seguro.

Si todavía no cuentas con el equipamiento ideal y quieres saber más sobre ellas, en esta nota te contaremos sobre sus características.

 

  1. Sillas infaltables en casa

 

  1. Sillas para bebés

Cuando comienzas a incursionar en el mundo de los accesorios y herramientas para bebés, comienzas a darte cuenta de que prácticamente existen elementos para cada momento de su vida. El objetivo final siempre será que se encuentre cuidado y protegido de cualquier riesgo que pueda llegar a tener a su alrededor.

Así sucede con las sillas, dado que en el mercado puedes encontrar, unas específicas para el coche, otras para comer y otras simplemente mecedoras con una función recreativa que además le brindará independencia.

  1. Sillas para el auto

Las sillas para el auto son fundamentales si lo quieres es trasladar a tu bebé de forma segura. Bajo ninguna circunstancia se recomienda que viaje en brazos de un adulto. Dado que con las sillas para vehículo se disminuye notoriamente el riesgo de sufrir heridas frente algún tipo de accidente.

Además, también impide que sea expulsado en caso de impacto y disminuye las fuerzas del choque.

Por otro lado, estas sillas también le brindan cierta comodidad al niño o niña y le permiten moverse con libertad dentro de ella.

Existen diferentes tipos de sillas que varían en función del peso del pasajero y generalmente esto también está conectado con su edad. Los niveles que pueden encontrarse en el mercado son 4 aunque existen algunas sillas que son más flexibles y pueden adaptarse a más de un nivel. Estas son muy útiles porque son las que te ayudarán a evitar un recambio de sillas con frecuencia. 

 

  1. Silla para comer

Por otro lado, encontramos las sillas para comer. En este caso la función es completamente diferente, principalmente, por la manera en la que va a estar ubicado el niño dentro de ella. Al momento de comer, lo que el niño debe lograr es alcanzar una postura similar a la que adopta un adulto cuando se sienta en la mesa. 

Para poder comenzar a utilizarla el niño debe cumplir con ciertas características como, por ejemplo, poder mantenerse sentado. Es a los 6 meses, cuando comienza ingerir alimentos sólidos, que tu niño podrá empezar a usar este tipo de herramientas que le facilitarán tanto a él como a ti la hora de la comida. 

Ahora bien, si se trata de escoger una silla adecuada para este momento, debes tener en cuenta antes comprarla que cumpla con requisitos como contar con cinturón de seguridad. 

No importa la edad que tenga el niño, su instinto siempre lo llevará a estar en movimiento e intentar escabullirse sin medir el riesgo de caerse la silla. Por este motivo, el cinturón será muy útil para evitar que el bebé no se resbale o intente pararse en la silla. 

Si se trata de sillas con pie propio, es decir, aquellas que no deben ser colocadas sobre algo más, asegúrate de que su base tenga antideslizante.

Por último, el material de la silla también es muy importante, procura que sea fácil de limpiar, no olvides que sobre su bandeja probablemente experimente a través de sus manos con cada uno de los alimentos que le des. 

  1. Silla mecedora

En este último punto nos encontramos con una silla cuya función es meramente recreativa. Es útil para los bebés, pero también para los padres en aquellos momentos que quieren descansar sus brazos.

Todas ellas cuentan con cinturón de seguridad y en la mayoría de los casos el asiento es regulable y le permite al bebé estar a diferentes alturas. 

Asimismo, muchas de ellas además de su función mecedora también cuentan con diferentes opciones musicales que estimulan al bebé auditivamente y lo entretienen aún más.

Eso sí, recuerda que esta silla por la posición que le ofrece al niño no puede ser utilizada para alimentarlo mientras esté sentado allí, de lo contrario podría atragantarse o vivir alguna mala experiencia.

 

Ya ves, en el mercado cuentas con todos los accesorios necesarios para que la crianza de tu niño sea la mejor tanto para él como para ti. Con estas herramientas tus preocupaciones se reducirán notablemente. Lo mejor de todo es que hay opciones para todos los presupuestos.

Grupo DiarioSur, una plataforma de Global Channel SPA

Powered by Global Channel