YoPublico.cl
Por Yopublico.cl , 20 de junio de 2022

Tener la iniciativa en la elección de puertas y ventanas

Atención: esta noticia fue publicada hace más de 15 días
Compartir

En ese sentido, asociadas al paisaje de cualquier estación, las ventanas representan el ideal sobre lo que se busca proyectar. Podría pensarse que cada ventana involucra a alguien que esté mirando a través de ella y de ahí radica su potencia. No se trata solamente de observar de adentro hacia afuera sino también de tener la claridad para observar desde afuera hacia adentro.

  1. La madera gana adeptos

La madera es uno de los materiales más nobles de la naturaleza empleado en diversas actividades relacionadas a la arquitectura pero también a la recreación. Es así que el hogar no es la excepción y las ventanas de madera suelen ser las más elegidas entre los compradores al evaluar el material con el que están conformadas. 

Al pensar en este material, una de sus principales ventajas es que permiten aclimatar un hogar dotándolo de una temperatura acorde en cualquier estación. No solo eso, también resultan elegantes a la vista, tanto en corredores amplios como en pasillos estrechos, si se trata de una madera bien curada y con lustre permanente. 

De más está decir que a estas características visuales, la capacidad aislante redunda en el menor uso de energía. Empleada en carpintería para diversos muebles y accesorios que caracterizan el interior de una vivienda, existen distintos tipos de madera, siendo uno de los más pedidos en los últimos tiempos el tipo de madera pino Oregon. 

Un modelo muy requerido incluye a la ventana de pino radiata con vidrio templado color café debido a que otorga sutilezas para la iluminación de un espacio de tránsito siendo muy resistente al desgaste.

El color amarillo-rojizo con fibra recta suele ser lo más usado, aunque cuando se decide hacer una compra no hay que fijarse solo en lo que la madera simboliza sino principalmente en su calidad y en el tipo de árbol del cual fue extraída de allí su fortaleza y espesor que proponga en virtud de un buen aislamiento térmico antes mencionado.

  1. Aluminio en todas partes 

Por su parte, el aluminio es uno de los metales más buscados en la tabla periódica por sus cualidades. De presencia extendida, este metal es uno de los más empleados en la industria y siempre resulta una opción accesible tanto para el equipamiento como para el revestimiento de un hogar. 

 

En ese sentido, al optar por ventanas de aluminio se considera no solamente el costo y su fidelidad sino también la simpleza para su instalación.

 

Con este material es posible encontrar modelos de ventana corredera o proyectante, ideales para espacios pequeños como cocinas o baños que garantizan una duración prolongada dado que posee terminaciones que dificultan la corrosión. 

 

Hay diversos modelos para elegir siendo los más requeridos aquellos que se presentan en colores mate o titanio. En cualquier de los casos traen incluido un caracol de seguridad con el fin de prevenir cualquier tipo de accidente más frecuente cuanto más se manipule.

 

Lo cierto es que con cualquiera de los dos materiales, las ventanas termopaneles o de PCV, representan una predilección creciente en los gustos de las familias. 

No solo por estar conformadas por más de un vidrio o cristal lo cual lo dota de una dimensión más amplia, sino también porque portan una cámara aislante de aire que mejora el sonido del espacio. Si bien representan un mayor valor y no son una opción económica, sí su resistencia y los beneficios que ofrece son mayores a los que representan una ventana monolítica o compuesto por una sola lámina.

  1. Puertas que invitan a pasar¿

Ya sea a través de sus marcos o por la cantidad de ambientes que se comuniquen, cada puerta representa la curiosidad de un espacio por descubrir. Es así que las puertas fueron ganando un sitio de importancia en la configuración inicial de cualquier hogar. 

Si bien es un objeto que se fabrica de modo industrial con un enorme abanico de precios, variedades y volúmenes, cada puerta por su estilo puede acercar una característica de los propietarios que se alojan en una vivienda. Desde ya que los precios y sus presentaciones dependen del material con el que se revistan.

Sea para espacios con dimensiones grandes o para la separación lisa de ambientes, tanto para el interior como para el exterior, deben considerarse distintos tipos de modelos. Pueden ser los más sencillos de una sola hoja, útiles para dotar de privacidad a un cuarto o dormitorio, o algunos más pesados de dos hojas. que realcen la división entre dos territorios. De la decisión variará también el precio.

  1. El origen de todo 

Ya sea por instalarse en el interior o en el exterior de una propiedad, la elección más convincente y resistente a los imprevistos de la vida en sociedad son las puertas de madera. De todas las maderas conocidas, la más resistente a la humedad y a las plagas del ambiente es la madera tropical por lo que se recomienda su uso en el exterior dadas sus condiciones naturales. Algunos ejemplos de esta variante de madera son el nogal, el ébano o el ipé, nombres muy conocidos para cualquier conocedor de árboles.

También otros tipos como la madera de lenga, o como el roble o la caoba son muy empleados actualmente para la elaboración de puertas con diseños más modernos al combinarse con vidrio templado o espejos o para el uso funcional de puertas corredizas. 

Con esta funcionalidad los ambientes quedan separados de un modo delicado y armónico, con el atractivo de poder visualizar cada espacio cuando el sistema de rieles empleado permita un deslizamiento suave.

En puertas y ventanas conviene no dejar para el final la decisión sobre qué aberturas elegir. En esa elección puede estar el inicio de un momento de confort único.

Grupo DiarioSur, una plataforma de Global Channel SPA

Powered by Global Channel