Actualidad
Por Javier Mardones , 16 de junio de 2021

Familias de ex trabajadores de COFOMAP demandaron al estado por desplazamiento forzados

Atención: esta noticia fue publicada hace más de un año
Compartir

Organizaciones de pobladores históricos de las comunas de Futrono y Panguipulli realizaron este martes en la mañana una demostración en la plaza de la República de Valdivia. 

En la misma, anunciaron una demanda contra el Estado que interpondrán diferentes agrupaciones de pobladores/ras desplazados/das forzadamente durante la dictadura militar de una de las empresas forestales más grandes que ha tenido el Estado, el Complejo Forestal y Maderero Panguipulli (COFOMAP), que se ubicó en la región de Los Ríos. 

Diario de Valdivia estuvo en el lugar para recoger impresiones de parte de los representantes de ex trabajadores y trabajadoras de COFOMAP.

“Se están reuniendo porque ellos consideran que el Estado nunca se ha hecho cargo, del desplazamiento forzado del cual fueron víctimas durante todo el periodo de la dictadura militar en el marco del proceso de privatización del Complejo Maderero Panguipulli. Esta situación claramente genera una responsabilidad de parte del Estado ya que se causó un daño moral a todas estas familias, privaciones económicas, derecho a propiedad que los afectan hasta el día de hoy”, explicó el abogado de de las dos agrupaciones, Vladimir Riesco. 

Además agregó que “lo que se ha interpuesto es una demanda civil contra esta acción llevada a cabo por el estado, la cual, a nuestro juicio es un crimen contra la humanidad, bajo la figura del desplazamiento de forzado de personas, lo cual ha sido declarado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos”.   

“Creemos que el estado debe hacerse cargo y reparar el daño causado a las víctimas. Nos interesa con estas acciones que los tribunales de justicia reconozcan la existencia de un desplazamiento forzado y que hagan responsable al Estado”, concluyó.

DECLRACIÓN PÚBLICA

  1. El Complejo Forestal y Maderero Panguipulli (COFOMAP) fue una empresa estatal creada en 1971 por medio de la expropiación y control de trabajadores/ras madereros/ras de 21 grandes fundos en la precordillera de la actual región de Los Ríos. Este espacio abarcó 400 mil hectáreas de terreno estatal en las comunas de Futrono, Panguipulli, Lago Ranco y Los Lagos, donde llegamos a vivir cerca de 20 mil personas según registros históricos de la época.
  2. Posterior al golpe de Estado los 21 fundos fueron ocupados por fuerzas militares con la excusa de que en la zona existían grupos terroristas que respondían a la idea de enemigo interno instalada por el régimen dictatorial y medios de comunicación serviles a las fuerzas armadas. Lo que desencadenó asesinatos y todo tipo de vejámenes contra personas que por su ideología política fueron exterminadas por el aparato dictatorial.  Cuestiones que están documentadas en diferentes documentos e informes.
  3. En paralelo e invisibilizado por el Estado, se desencadenaron persecuciones políticas, torturas, prohibiciones de diferente tipo para llevar nuestra vida, limitaciones para desplazarnos, formas de explotación, en definitiva, de llevar nuestra vida cotidiana por el constante asedio que se nos impuso. Algunas personas huimos para encontrar refugio en diferentes lugares del país para mantenernos vivas, y otras, soportamos el terror en el territorio hasta que fuimos desalojadas y “tiradas” a los deslindes del Complejo, para buscar asilo con familiares, amigos o en campamentos provisorios en la zona y en otras regiones.
  4. Lo anterior se constituye como casos de desplazamiento forzado considerados internacionalmente como crímenes de lesa humanidad que ejercen los Estados de excepción y sobre lo cual Chile ha suscrito tratados en defensa de los derechos humanos. Sin embargo, estos casos han sido invisibilizados en los procesos de justicia transicional hasta la fecha por parte del Estado y, por lo tanto, se nos priva del derecho a la reparación.
  5. A casi 30 años de todas estas situaciones que aún repercuten en las diferentes generaciones que experimentamos el terror, nos organizamos y alzamos la voz porque creemos que estos crímenes de lesa humanidad no se pueden repetir en nuestro país. Exigimos se reconozca el daño que se nos causó y se asuma la responsabilidad desde el Estado de Chile, tanto por nosotros/tras y otras víctimas de estas prácticas, como por las futuras generaciones.

Nombres de corporaciones que integran la agrupación:

Corporación Entre Lagos y Montañas de Puñir Releco

Corporación Pobladores Históricos de la Cordillera de Futrono

Corporación Raíces Ancestrales de Enco

Corporación Raíces de Toledo

Corporación Pirihueico 

 

Si te interesa recibir noticias publicadas en Diario Paillaco, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?
Grupo DiarioSur, una plataforma de Global Channel SPA

Powered by Global Channel