Actualidad
Autor: DiarioDeValdivia , 28 de diciembre de 2020

Obispo electo respondió por acusaciones que lo tildan de “encubridor"

Atención: esta noticia fue publicada hace más de 2 meses
Monseñor Silva aún no llega a Valdivia y ya tuvo que salir al paso por denuncias que lo señalan como encubridor de casos de abusos de sacerdotes.
Compartir

Monseñor Santiago Silva envió comunicado público en el que precisa su accionar en tres casos de presuntos abusos cometidos por religiosos que estaban bajo su jurisdicción.

Cuando ni siquiera se cumplía una semana desde el anuncio desde el Vaticano que Monseñor Santiago Silva Retamales fue electo como obispo de la Diócesis de Valdivia, la autoridad fue señalada por un medio electrónico como “encubridor” de denuncias por abusos sexuales dentro de la Iglesia Católica.

El medio Kairosnews.info relacionó en una de sus publicaciones a Santiago Silva como encubridor de casos de abusos sexuales de su antigua jurisdicción, el Obispado Castrense, entre las que se halla una denuncia de abusos sexuales contra una menor de edad, y que apunta a un ex capellán de la FACH de Iquique. El medio además identificó a cuatro víctimas de abusos sexuales del Seminario San Fidel de Valparaíso y añadió que uno de ellos acudió al obispo Silva para solicitarle que le escuche y que éste lo habría rechazado.

COMUNICADO

Recientemente el Diario Austral de Los Ríos tocó el tema y el obispo electo le hizo entrega de un comunicado que, posteriormente, el Obispado de Valdivia hizo público a la opinión regional.

El comunicado, con fecha del 28 de diciembre, y firmado por Monseñor Santiago Silva Retamales en su calidad de obispo electo de Valdivia y presidente de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh) precisa nueve puntos respecto a la polémica en la que se ha visto envuelto.

Primero aclara que los nombramientos de obispos son una atribución y decisión exclusiva del Papa y que “un pastor acepta con humildad como signo de comunión con él”. Enseguida indica que en Chile la Ley 19.696 del Código procesal penal afirma en su artículo 4º la presunción de inocencia de una persona imputada, recalcando que “ninguna persona será considerada culpable ni tratada como tal en tanto no fuere condenada por una sentencia firme”. Enfatiza que “el hecho de haber sido citado a declarar bajo esa figura legal no puede ser usado como argumento para cuestionar a una persona que se muestra disponible para colaborar con la justicia”.

FUE A DECLARAR

Silva informó en su comunicado que el lunes 29 de octubre de 2018 concurrió a la Fiscalía Regional de O’Higgins, en la ciudad de Rancagua, a prestar declaración por las investigaciones de abuso que pesan sobre sacerdotes. Precisa que “en dicha comparecencia entregué todos los antecedentes que tenía en mi poder sobre los hechos investigados, prestando toda la colaboración necesaria para que se establezca y conozca la verdad. En esa ocasión, mediante un comunicado del Obispado Castrense de Chile, manifesté mi cercanía a las personas denunciantes como también mi compromiso y disposición, junto al de todos los obispos, a cooperar con la justicia civil en todo lo que sea requerido”.

También explica que “no tengo nada que ocultar (…) vengo a aportar todo lo que se requiere para poder hacer verdad en esta situación de la Iglesia, que tanto nos acompleja y que tanto mal hace" y agregó que, como Iglesia, todos “deberíamos estar en esto, de dar toda la información que se requiere para poder sacar a la luz los delitos, porque dentro de la Iglesia no hay lugar para los abusadores".

CASO DEL SEMINARIO

En el comunicado difundido, el obispo electo de Valdivia dijo que la prensa le ha consultado sobre el caso del seminario de Valparaíso, a lo cual respondió que “se me consultó por acusaciones de haber encubierto denuncias de abusos que fueron dadas a conocer por los señores Mauricio Pulgar y Sebastián del Río, quienes fueron seminaristas en la diócesis de Valparaíso. Tal como en esa ocasión, expreso de nuevo y enfáticamente que jamás he encubierto un delito ni cuando fui formador en el Seminario de Lo Vásquez ni en ninguna otra circunstancia. Aseguro con certeza que no soy ni he sido encubridor de nadie que haya cometido abusos de cualquier tipo. Además, sobre los dichos en un medio digital y un programa de TV del señor Pulgar respecto de afirmaciones mías que le habrían causado gran daño (una supuesta alusión mía a terminar con su vida), configurando un posible abuso de poder, desmiento categóricamente haberlas realizado”.

Sobre la declaración como testigo que realizó en la Fiscalía Sur en agosto de 2018, sobre denuncias de abusos de presbíteros del Obispado Castrense, precisó que los hechos ocurrieron cuando “aún no era obispo de esa jurisdicción” y añade que “entregué en esa oportunidad todos los antecedentes que disponía sobre las investigaciones canónicas realizadas al respecto. Luego, seguí colaborando con otros antecedentes que no disponía por entonces, enviando la información a la Fiscalía respectiva (enero del 2019), tal como me había comprometido. Sobre estas situaciones mantuve informado a la Congregación para la Doctrina de la Fe y a los altos mandos de las Fuerzas Armadas y de Orden correspondientes”.

CASO MARISTAS

Cabe recordar que Monseñor Santiago Silva Retamales es presidente de la Conferencia Episcopal de Chile y como tal recibió denuncias del llamado “Caso Maristas”. En relación a ello aclara: Respecto de mi declaración de julio de 2019, en la indagatoria sobre el denominado “caso Maristas”, se me consultó por los antecedentes de una persona que realizó una acusación contra un religioso, a través de la oficina de recepción de denuncias de la Conferencia Episcopal de Chile. Este testimonio fue entregado a la Fiscalía con el nombre de la persona denunciante tachado. En esa oportunidad expliqué que ello se debió a que al momento de responder el Oficio al Fiscal Regional Sur (7 de agosto de 2018) no se tenía certeza fundada que el denunciante no tenía inconveniente alguno en revelar su identidad. En todo caso el nombre del sacerdote denunciado iba en el informe al Fiscal, informe que acompañé con una carta en la que le explicaba por qué razón aparecía tachado el nombre de la persona denunciante”.

“SIGO DISPONIBLE”

El comunicado del obispo electo de Valdivia finaliza así: “Como se deduce de lo dicho he estado y sigo estando disponible para colaborar con todas las instancias que buscan esclarecer la verdad y hacer justicia sobre delitos de abuso. En mi servicio como presbítero, luego como obispo y en mi actual servicio como presidente de la Conferencia Episcopal me anima un firme compromiso por la construcción de ambientes cada vez más sanos y seguros en los ámbitos eclesiales. He reconocido y reconozco que se dieron en la Iglesia en Chile situaciones de abusos de poder, conciencia y sexuales que han causado un daño enorme en tantos hermanos y hermanas. Sé que el dolor ocasionado ha dejado una huella imborrable que hace que muchas personas hayan perdido su confianza en los obispos. Por eso, desde la Conferencia Episcopal de Chile, estamos empeñados en avanzar, a través de instancias cada vez más participativas, generando una cultura de buen trato, de respeto a la dignidad de cada persona, de cuidado y autocuidado, de unas formas y modos consecuentes con la esencia de nuestra misión, que es el amor cristiano anunciado con la propia vida, tal como lo afirmaba en nuestras últimas orientaciones «Integridad en el Servicio Eclesial» (ISE) de julio del presente año”.

Finaliza señalando que la iglesia pretende caminar para que “en Chile volvamos a poner a Jesucristo, el Señor de la historia, en el centro de nuestras vidas” y reiteró que los obispos están tratando de hacer “una Iglesia cada vez más profética, sinodal y fraterna, una comunidad de personas íntegras al servicio especialmente de los más excluidos de la sociedad, entre ellos de quienes han sido víctimas de abusos de todo tipo”.

Monseñor Santiago Silva dispone de dos meses para tomar posesión de la Sede Vacante de Valdivia, por lo que se especula que en febrero próximo podría asumir su cargo.

 

Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?

COMENTA AQUÍ

Grupo DiarioSur, una plafaforma de Global Channel SPA

Powered by Global Channel