Actualidad
Autor: DiarioFutrono , 26 de septiembre de 2019

Vecinos manifestaron su rechazo a proyecto de ampliación de planta de tratamiento de Essal en Futrono

Compartir

En medio de la jornada de participación ciudadana, señalaron que el proyecto genera contaminación del río Quimán y malos olores.

En el centro comunitario de Los Castaños se llevó a cabo este miércoles 25 de septiembre, la jornada de participación ciudadana convocada por el Servicio de Evaluación Ambiental de la Región de Los Ríos, relacionada con el proyecto “Ampliación de Planta de Tratamiento de Aguas Servidas de Futrono”, la que se emplaza en el sector de Quimán Bajo.

A la actividad concurrieron la directora del SEA Los Ríos, Karina Bastidas, junto a funcionarios de dicho servicio, así también representantes de la empresa Essal, impulsora del proyecto, encabezados por su subgerente Pedro Garrido, en tanto una veintena de vecinas y vecinos de Futrono se hicieron presentes en la instancia, entre ellos representantes de organizaciones sociales y comunidades indígenas.

SEGUNDO INTENTO

Cabe señalar que esta es la segunda oportunidad en que el proyecto es ingresado al SEA Los Ríos, después que en abril del año 2018 la empresa Essal retiró anticipadamente el primer proyecto, así también organizaciones sociales de Futrono expresaron su preocupación y la necesidad de convocar a instancias de participación ciudadana para revisar el proyecto.

Si bien la planificación de la actividad contemplaba una charla de alrededor de 40 minutos, la que se inició pasadas las 11:00 horas presentando los detalles del proyecto de ampliación de la planta de tratamiento de aguas servidas, varios vecinos que residen en sectores aledaños a la planta manifestaron sus cuestionamientos y repudio al proyecto, puesto que reclaman por los impactos negativos que la actual planta estaría generando, puntualmente contaminación en el río Quimán y malos olores.

"NO QUEREMOS LA PLANTA EN QUIMÁN"

Así fue como se presentó el rechazo a la existencia de la planta de aguas servidas en su actual ubicación y se exigió a la empresa Essal que presente información concreta y actualizada acerca de diversos temas relacionados al funcionamiento de la planta.

Una vez presentados los descargos de los vecinos, estos plantearon que no se oponen al proyecto en si ya que es una necesidad para el sector urbano, pero hacen hincapié en que desde su inicio no se respetó a los habitantes del sector de Pumol y Quimán Bajo, incluidas comunidades indígenas, y consideran que se debieron haber evaluado otros lugares con menor densidad poblacional para construir la planta.

Finalmente se logró llegar a acuerdo respecto a que se realizará una nueva reunión con vecinos el día viernes 4 de octubre, donde se presentará la información exigida a Essal, en tanto la directora del SEA comprometió oficiar a distintos organismos facultados para ejercer fiscalización sobre la planta y sus eventuales impactos sobre el río Quimán y el lago Ranco.

Finalmente, y a requerimiento de los asistentes a la reunión, se efectuó una visita a la planta de tratamiento de aguas servidas, donde fue posible conocer los detalles del funcionamiento de la misma.

Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?

COMENTA AQUÍ

Grupo DiarioSur, una plafaforma de Global Channel SPA, Av. España, Pasaje Sevilla, Lote Nº 13 - Valdivia

Powered by Global Channel