Actualidad
Autor: Mario Guarda Rayianque , 26 de noviembre de 2016

En peleas de pareja ¿no hay que meterse?

Compartir

A propósito del Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

El día de ayer viernes 25 de noviembre se realizaron a lo largo de Chile y lo ancho del mundo, actividades para decir NO a la violencia contra la mujer, fecha que fue instaurada bajo el nombre de Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, y su origen se encuentra ligado al asesinato de la hermanas Mirabal, de República Dominicana, quienes perdieron sus vidas en 1960 por oponerse a la dictadura de Rafael Trujillo.

En Futrono se realizó una romería convocada por el Centro de Apoyo a la Mujer, oficina municipal que atiende a mujeres víctimas de violencia de pareja, hasta el antiguo cementerio como una forma de llamar a la reflexión y homenajear a las más de 30 mujeres que en nuestro país han muerto a manos de sus parejas o ex parejas durante el presente año.

Si bien en esta fecha la atención estuvo dirigida hacia las víctimas de la acción más extrema de la violencia hacia la mujer; el homicidio, que en nuestra legislación se denomina Femicidio, es legítimo dar luces respecto de las distintas dimensiones que la violencia contra las mujeres adquiere.

Se habla acerca de la “normalización” de la violencia contra la mujer en nuestra sociedad, es decir; hacer que este tipo de violencia sea parte del orden, establecerla como una norma socialmente aceptada.

Reitero que hay distintos tipos de violencia que victimizan a las mujeres, y es aquí donde debemos reflexionar y preguntarnos ¿Qué es lo normal en una relación entre hombres y mujeres? Muchas mujeres que testimonian haber sufrido agresiones de sus parejas, reconocen que el problema fue en una escalada cada vez más peligrosa y humillante, lo que en un inicio fue un insulto, con el tiempo se transformó en empujones, más tarde en golpes y amenazas, y en los casos más crudos se ha llegado al riesgo de muerte.

Es el momento donde debemos reconocer que el significado de lo que es normal, se mueve progresivamente hacia un extremo que se va tornando oscuro y peligroso, o sea el insulto inicial fue tomado como una reacción “normal” de un hombre frente a algo que dice que la  mujer hizo, con el tiempo vienen los gritos y empujones, lo que también pasará a ser “normal” en la relación de pareja, la que se mantendrá enlazada en términos de posesión de la mujer por el hombre a través de la violencia, eso sin mencionar otras manifestaciones de violencia como por ejemplo el impedir que la mujer trabaje para que no tenga ingresos propios, o el aislamiento al que muchas veces son sometidas con tal de que no se relacionen con su familia y en especial “con otros hombres”.

Lo anterior es a grandes rasgos lo que sucede en la pareja, pero ¿y nosotros como sociedad, como vecinos, como parte de la comunidad? En ese caso lo que entendemos por normal se puede resumir en una frase que usted conoce muy bien; “en peleas de pareja no hay que meterse”. Es justo decir que esta frase se quedó en el pasado, y hoy suele ser solo la excusa para que mi conciencia no de problemas cuando sé que pude hacer algo cuando fui testigo de algún hecho de violencia hacia una mujer, pero no lo hice…

Quizás en su vecindario, o en su propio entorno familiar, usted está al tanto que existe una mujer agredida, al respecto la acción más a mano que tenemos para marcar la diferencia es llamar a carabineros, y lo que usted debe saber es que las llamadas para realizar este tipo de denuncia son anónimas, por ley usted no está obligado u obligada a entregar su nombre al denunciar un hecho de violencia intrafamiliar. Recuerde que al hacernos los desentendidos  frente al tema contribuimos a “normalizar” la violencia contra las mujeres.

Afortunadamente en nuestro territorio comunal aun no debemos lamentar un femicidio, y cuando ocurren estos asesinatos la opinión de vecinos, amigos y familiares de la víctima casi siempre es la misma; “yo sabía que eso iba a terminar mal”, por eso el llamado es no solo a la reflexión, sino también a la acción para así poder erradicar la violencia contra las mujeres, porque no es un problema solo de pareja, sino también de comunidad y de sociedad, usted puede ayudar a prevenir que a una mujer la agredan o peor aún, la maten.

Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?

COMENTA AQUÍ

Grupo DiarioSur, una plafaforma de Global Channel SPA, Av. España, Pasaje Sevilla, Lote Nº 13 - Valdivia

Powered by Global Channel