Actualidad
Autor: DiarioPaillaco , 19 de febrero de 2014

Fundación Las Rosas sepultó a paillaquina sin avisarle a su familia que había fallecido

Atención: esta noticia fue publicada hace más de 7 años
Compartir

Visitó a su tía y se encontró con que había muerto hacía 10 días

El viernes 14 de febrero, Teresa Jaramillo viajó a Valdivia a visitar a su tía Segunda Geralda Soto Cossio –quien desde hace algunos años residía en Fundación Las Rosas– encontrándose con una terrible sorpresa. Su tía había fallecido hacía 10 días atrás y nadie le había avisado.

Segunda nació y creció en Paillaco, pero vivió varios años en Santiago. Sin embargo, cuando falleció su pareja, regresó a la comuna, siendo acogida por su prima hermana Blanca Jaramillo, la única familiar que se preocupó de ella. Segunda sufría de una diabetes muy avanzada y debía dializarse día por medio en Valdivia, proponiendo ella misma irse a Fundación Las Rosas, institución donde trabajó por años en Santiago.

El MOMENTO DE LA TRISTE NOTICIA

Como estaba acostumbrada, Teresa entró a la sala del hogar, pero no encontró a su tía y pidió a su hija que fuera a buscarla al dormitorio. La niña volvió y le dijo que no estaba y que la cama estaba desecha. “Pensé que estaba hospitalizada dializándose. Le pregunté a una enfermera y me dijo: ‘esa señora falleció hace días, murió como un perrito’; lo dijo delante de mi hija de 11 años de edad, quien se volvió loca llorando, porque la quería mucho”, contó aún conmocionada por la noticia.

Teresa pidió hablar con la hermana directora de la institución, quien se excusó diciendo que habían intentando llamar, pero al no contactarse con ella, decidieron realizar los trámites funerarios.

“Yo era su apoderada, iba seguido y mi mamá lo hacía más frecuentemente. A veces me llamaban para pedirme medicamentos y nosotras se los llevábamos. Entonces, si tenían mi número y el de mi mamá, ¿Por qué no nos llamaron o por qué no contactaron a Carabineros para que nos buscaran? Nosotros no pudimos velarla, ni ver su carita por última vez; es un daño tremendo el que nos hicieron”, expresó Teresa.

ERA UN BUEN HOGAR

Los gastos de Segunda eran financiados por su pensión, la que era cobrada por la misma institución y la familia apoyaba comprando medicamentos o llevando alimentos que Segunda pudiera comer.

“Era un buen hogar; ella se quejaba de hambre, pero por su avanzada enfermedad, no podía comer de todo. Nosotros la veíamos bien atendida, andaba bien vestida, tenía su pelo bien cortado y se notaba que le hacían un buen aseo”, comentó Teresa.

TRÁMITES FUNERARIOS

Según el certificado de defunción, Segunda falleció el martes 4 de febrero a las 23:45 horas y fue sepultada en el Patio Municipal Número 2 de Valdivia, el jueves 6 de febrero.

Ahora la familia se encuentra realizando los trámites para trasladar los restos de Segunda hasta el Cementerio Municipal de Paillaco, gastos que financiarán con recursos propios, porque la cuota mortuoria fue cobrada por la institución. “Nosotros no somos ricos, ni tenemos dinero como para botarlo, pero queremos que nuestra tía descanse en paz en Paillaco, donde ella quería estar y donde mi mamá pueda ir a verla y dejarle una flor”, señaló Teresa.

Finalmente, Teresa Jaramillo manifestó que no tomará acciones legales contra Fundación Las Rosas, porque no tiene recursos para pagar un abogado, ni espera conseguir dinero a cuestas del dolor que están sintiendo; lo único que desea es que esta situación no se vuelva a repetir y que ninguna otra familia sufra lo que ellos están viviendo.

Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?

COMENTA AQUÍ

Grupo DiarioSur, una plafaforma de Global Channel SPA

Powered by Global Channel